skip to main content

Showroom Interstuhl

/up/images/featured/images/base68.jpg

En el momento de acometer un nuevo proyecto es imperativo establecer cual va a ser la filosofía por la cual se va a regir el mismo y entorno a la cual se va a desarrollar técnica y artísticamente la obra.

En el caso que nos ocupa “el show room de Interstuhl en Madrid” esta filosofía gira en torno a presentar y poner en valor la selección más actual e interesante de los modelos más representativos de la firma. Puesto que la calidad y tecnología de los mismos está ya ampliamente acreditada solo cabe tratar el espacio disponible como un pequeño museo o gran galería de arte donde exponer estas autenticas obras de arte que son las sillas y mesas de Interstuhl y dicho tratamiento incluye desde la mismísima valla que separa el espacio de la calle hasta el limitado aseo del fondo del local.
Se ha tratado de mentalizar al visitante, desde su primer paso, que va a introducirse en un espacio único: el mundo Interstuhl.
Todo el proyecto se desarrolla en una combinación permanente de tres elementos: el acero en sus dos acabados, corten e inoxidable, el vidrio, transparente y translucido y la luz, fría y caliente. Matemáticamente son todas las variaciones posibles de tres elementos tomados de dos en dos, o de tres en tres, más sus alteraciones de acabado.

Una valla ligera y transparente que combina los tres elementos, acero corten e inoxidable y vidrio, da acceso por una puerta corredera un recoleto jardín zen acotado lateralmente por una cascada entre vidrios encastrada en un mural de corten. Por la escalera sobre zancas de inox reposan los peldaños de vidrio translúcido retro-iluminados individualmente por leds neón.

La fachada es una composición escultorico-arquitectónica en corten y vidrio en la que cabe destacar, por un lado las dos esculturas cúbicas laterales que flotan en el vidrio y por otro la inexistencia total de junquillos resolviendo el anclaje de los vidrios “al aire” por un minucioso encastramiento de los mismos; este tratamiento tan limpio acarrea múltiples problemas de ajuste. El protagonismo del acero corten se prolonga brevemente en el interior donde es de resaltar el cuidadoso tratamiento de los paramentos verticales alternando el estuco veneciano primorosamente tratado y el acero inox. Todo el conjunto goza de un nuevo elemento armonizante como es el pavimento continuo a base de resinas epoxi.

La iluminación exterior se resuelve mediante la más actual tecnología led, con sensores de lux, y la interior más convencional por medio de proyectores de haz concentrado de 8º lo que permite resaltar cada obra expuesta a la par que crear un cierto ambiente de misterio en las zonas no afectas.
La zona de trabajo administrativo se ha tratado fantasmagóricamente y resuelta mediante un generoso bench, diseño ex-profeso de la firma.
Con todo ello se trata de invitar al visitante a un paseo relajante y meditativo que le permita descubrir “el mundo Interstuhl”.

Juan Carlos Martín de Vidales

Publicado con permiso de Imagen Subliminal

­http://www.imagensubliminal.com/

¿Le gustó este artículo?

Sí: 55     no: 92

Compartir

Compartir


logo © 2007 4-INDUSTRY, s.r.o. Todos los derechos reservados. Política de provicidad –  Terminos de servicio