skip to main content

Mercado de Santa Caterina Barcelona

/up/images/featured/images/base19.jpg

Nos gustaría plasmar un artículo sobre una obra arquitectónica como es el mercado de Santa Caterina situado en la ciudad de Barcelona.

El mercado de Santa Caterina fue el primer mercado cubierto de la ciudad. Inaugurado en el año 1948 ha sido durante muchos años uno de los mercados más populares de Barcelona.

Nuestro interés por él no es tan solo histórico sino por la "reciente reforma" a la que se vio sometido. Ante la necesidad de reformar el mercado se opto por comenzar un largo pero beneficioso proyecto de arquitectura, el cual dio como resultado el nuevo mercado de Santa Caterina.

Muchos son los aspectos innovadores que se llevaron a cabo en la reforma que fue encabezada por el arquitecto Enric Miralles pero nos centraremos en la más famosa de ellas su cubierta, bien conocida por la gente de a pie de Barcelona como de índole internacional.

Su cubierta, diseñada como bien hemos dicho por los arquitectos Enric Miralles y además Benedetta Tagliabue, es ya una de las imágenes emblemáticas de la nueva ciudad.

El mercado de Santa Caterina se construyó en 1948 en el espacio que ocupaba un convento. Durante la reforma del mercado emprendida en el año 1997 salieron a la luz restos del antiguo convento gótico que se han preservado y se pueden visitar en el Espacio Santa Caterina (parte del Museu d’Història de la Ciutat) situado en una de las esquinas del mercado. La entrada es gratuita y se puede visitar los lunes, martes, miércoles y sábados de 8:30 a 14 y los jueves y viernes de 8:30 a 20.


El mercado siempre ha sido uno de los principales de la ciudad y ha actuado como vertebrador del comercio del barrio.

La larga reforma arquitectónica 1997-2005 ha dejado un edificio espectacular, sobre ese techado se puede ver una obra plástica de Toni Comella que representa las frutas y verduras que se venden allí -para la que se utilizaron 200.000 cerámicos en 67 colores diferentes que se ha convertido en uno de los elementos arquitectónicos más fotografiados de la ciudad.
Esta cubierta tiene una superficie de 4200 metros cuadrados y su superficie ondulada y decorada con motivos frutales brilla espectacularmente con el sol. También impresiona la estructura metálica que aguanta toda la cubierta y que podemos apreciar desde el interior del mercado.

Pese a su espectacularidad, la reforma ha mantenido parte del antiguo mercado y las paradas siguen siendo las mismas de siempre.

Publicado con permiso de Arquidea

­http://arkiidea.blogspot.com/

¿Le gustó este artículo?

Sí: 58     no: 57

Compartir

Compartir


logo © 2007 4-INDUSTRY, s.r.o. Todos los derechos reservados. Política de provicidad –  Terminos de servicio