skip to main content

La arquitectura gracias al hormigón

/up/images/featured/images/historia del hormigon_0 copy35.jpg

Historia del hormigón armado.

La arquitectura que conocemos hoy en día se lo debemos en gran parte a la utilización del hormigón armado La técnica constructiva consiste en la utilizar hormigón reforzado con barras de acero, están barras son llamadas armaduras. El hormigón se puede utilizar en construcciones de todo tipo, caminos, puentes, presas, túneles y obras industriales.

El hormigón armado ha sido un nuevo camino para la arquitectura. Un mundo diferente de formas nuevas e imprevisibles espacios

Los inicios.

Desde mediados del siglo XIX se trabaja con el hormigón armado. En un primer momento se trabajó con  elementos parciales como terrazas, macetas o ornamentación. La historia parte del primer forjado de vigueta metálica y placa armada, fue construido por  Ward en 1875.

Hennebique edificó en 1900 el primer edificio construido completamente con hormigón armado: muros forjados y escaleras. Aunque es más conocido el edificio que construyó, en 1903, Auguste Perret en la calle Franklin de París con estructura de hormigón armado.

A partir de obras como el pabellón del centenario(1913) se dio acabadas muestras de los enormes vanos que podían construirse utilizando el nuevo material, sin la necesidad de incluir pilares adicionales de sustentación que reducirían notablemente la visibilidad en el interior de la sala.

España.

En España, el hormigón armado empezó utilizándose en Cataluña, la expansión del hormigón armado se produjo por el empuje comercial de François Hennebique, Miguel Salaverría y del ingeniero José Eugenio Ribera, en 1898 construirá los forjados de la cárcel de Oviedo, el tablero del puente de Ciaño y el depósito de aguas de Llanes.

Su difusión

Al principio costo el convencimiento del gremio de la arquitectura, ya que nos encontrábamos en plena época del acero y la elaboración del hormigón parecía brujería.

El hormigón armado jugó un papel muy portante en la reconstrucción de las ciudades después de la segunda guerra mundial, fue a partir de entonces cuando la utilización del hormigón armado sufrió un crecimiento imparable, su popularidad tuvo un reconocimiento mundial se sucedieron los proyectos de puentes, chimeneas y depósitos (las obras más grandes de la época).

 Aunque siempre sujeto a nuevas investigaciones y cambios constantes en su fórmula que mejorarían aspectos parciales y complementarios: desde la formación de los sistemas auxiliares de encofrado hasta la composición química del propio material.

El uso de computadoras representó un gran avance a la hora de realizar cálculos.

La apuesta de estos pioneros por todo un sistema constructivo y el empuje de los avances técnicos y científicos, hizo que en muy poco tiempo se hicieran grandes progresos, por otro lado la constante investigación en los componentes químicos del material -cementos, aditivos y áridos-

La aventura de nuevas propuestas con los técnicos haría posible que las propuestas más imaginativas se hicieran realidad, siendo así el material que más ha influido en la arquitectura y en la construcción contemporánea, en el sentido de permitir formas y magnitudes antes no alcanzadas.

Hoy en día.

Nombres como Freyssinet, Maillart, Boussiron, Le Corbusier, Eduardo Torroja, Oscar niemeyer, zahda hadid, tadao ando o Frank Lloyd Whrigt irán alternándose entre los primeros en hacer una propuesta o en construir una novedad técnica: la primera cúpula, primer encofrado con apertura en la clave, la primera casa prefabricada, la primera lámina plegada o el primer rascacielos, sistemas nuevos de encofrado, desencofrado, armado u hormigonado.

Hasta llegar a la arquitectura que conocemos hoy día, capaz de romper toda ley de la lógica y haciendo de la arquitectura el precioso mundo que hoy conocemos.

Autor Xabier Arechavaleta

¿Le gustó este artículo?

Sí: 123     no: 114

Compartir

Compartir


logo © 2007 4-INDUSTRY, s.r.o. Todos los derechos reservados. Política de provicidad –  Terminos de servicio