skip to main content

Iniciativas Urbanas: Residual

/up/images/featured/images/BASE73.jpg

RESIDUAL: EL ARTE COMO HERRAMIENTA DE INTERACCIÓN SOCIAL

Entre el 8 de junio y el 5 de septiembre se lleva a cabo en la ciudad de México el proyecto Residual…, integrado por ocho propuestas artísticas y un programa de actividades paralelas. La iniciativa busca sensibilizar al público sobre la problemática de la basura y la reapropiación del espacio público, y está impulsada por el Instituto Goethe y la UNAM. El proyecto, a cargo de Paulina Cornejo y Gonzalo Ortega, con la co-curaduría de la alemana Sabine Maria Schmidt, incluye ocho intervenciones de cuatro artistas mexicanos y cuatro alemanes, respectivamente: Eduardo Abaroa, Raúl Cárdenas/Torolab, Minerva Cuevas y Claudia Fernández; y Tue Greenfort, Pia Lanzinger, Thomas Stricker y el duo Ulrich Genth & Heike Mutter. Las propuestas tienen como escenario el MUCA Roma, el Museo del Estanquillo, el Atrio de San Francisco, la explanada del Museo Universitario Arte Contemporáneo, entre otros museos y espacios públicos. Al respecto, entrevistamos a los curadores del proyecto, Paulina Cornejo y Gonzalo Ortega.

La basura y la sustentabilidad son temas centrales en la discusión política y social actual. Como curadores de Residual, ¿cómo explican la necesidad de conectar esa instancia con el arte?

La relación entre arte y vida ha sido tema de numerosos debates en torno a las prácticas artísticas de las últimas décadas. En el caso de la generación y manejo inadecuado de la basura, ésta es una realidad innegable de nuestro contexto y entendemos que su solución no sólo radica en la imposición de una norma, ni en el establecimiento de medidas administrativas, sino en la sensibilización de la sociedad. De ahí que hayamos optado por realizar una propuesta artística que, a partir de su interacción colectiva, buscara constituirse como un agente o alternativa de cambio capaz de aportar soluciones creativas para el manejo responsable de residuos e insertarse en contextos sociales de la ciudad de México.
A partir de estas experiencias, decidimos que Residual debía asumir al arte como una herramienta de comunicación y negociación, que por su condición autónoma, brindara la posibilidad de invitar a participar a diversos actores de la sociedad en torno a la basura, sin necesidad de anteponer intereses particulares y con miras a construir esquemas sustentables y efectivos desde lo local. Las propuestas se insertarían activamente en contextos sociales y funcionarían como catalizadores de cambio, identificados no sólo por desarrollarse para un espacio y en torno a un tema específicos (site specific / issue specific), sino por su carácter participativo y procesual, donde la colaboración de las comunidades en las que se insertaran debían ser un componente esencial.

Poliptico Residual Final

El proyecto se presenta más como una iniciativa social-comunitaria y urbana, ligada a una problemática específica (la basura), que como un proyecto propiamente artístico. ¿En qué medida lo primero tiene preeminencia sobre lo segundo y cómo se justifica en términos estéticos?

Más que presentarse como una iniciativa social-comunitaria y urbana, para nosotros la especificidad artística de Residual radica justo en la posibilidad de establecer, por medio de propuestas diversas, estas conexiones. Si bien resulta difícil de clasificar, este tipo de arte ha definido a creadores de distintas generaciones en el mundo, quienes las han desarrollado de manera aislada, paralela o intermitente, con la finalidad de generar dinámicas sociales que mejoren las condiciones de vida de la gente.
Es importante mencionar que a partir de finales de la década de 1960, y como resultado natural de la experimentación artística, este tipo arte asistió al inicio de una interesante transformación que logró incluso trascender el orden meramente escultórico que había identificado al arte público, dando como resultado una gran diversidad de prácticas como el minimalismo, el land art, los earth works y lo que de ahí en adelante se denominaría “arte para sitio específico”, “arte de interés público” o “arte en contexto”, por citar algunas clasificaciones.
Finalmente, en lo que toca a los términos estéticos, cada uno de los proyectos que conforman Residual logra traducir el trabajo de investigación multidisciplinaria en instalaciones, campañas visuales, videos, animaciones o impresos, que no son un fin en si mismo, sino que funcionan como una plataforma en donde tiene lugar la activación de diálogos y procesos comunitarios diversos.

¿Por qué eligieron a esos ocho artistas?

Residual es un proyecto de naturaleza binacional entre México y Alemania, organizado por la UNAM y el Goethe-Institut Mexiko, por ello se decidió invitar a cuatro representantes de cada país que tuvieran algún tipo de experiencia en practicas en espacios públicos o en problemáticas ambientales y sociales. Los artistas fueron seleccionados a partir de la presentación de pre-proyectos que debían ser multidisciplinarios y motivar dinámicas sociales que mejoraran las condiciones de vida de la gente.

¿Cómo consideran las distintas propuestas desde un punto de vista conceptual y formal?

Todas las intervenciones de Residual tienen como punto de partida un aspecto específico dentro de la problemática de la basura y buscan proponer alternativas efectivas para la solución del problema desde distintos enfoques, así como generar reflexiones en torno a las posibilidades de los residuos. Cada uno de los proyectos se ha traducido formalmente en distintos contextos urbanos y museísticos, siempre tomando en cuenta la participación comunitaria, ya sean académicos de la UNAM o vecinos de las zonas en las que se insertan.

¿Qué respuestas está teniendo el proyecto entre los distintos públicos y a nivel mediático?

El carácter público y procesual de cada proyecto dificulta la medición de asistencia de visitantes, por lo que su grado de efectividad se mide con la participación y respuesta de las comunidades en donde se insertan. Por otro lado, una de las premisas de Residual es que si todos somos parte del problema, todos debemos ser parte de la solución. En este sentido, la respuesta del público ha sido diversa y visible en distintos niveles, pues toma en cuenta desde vecinos involucrados activamente en los proyectos, la comunidad universitaria –también partícipe de muchas de nuestras propuestas-, especialistas de otras instituciones, hasta las autoridades, empresas y fundaciones que nos han brindado su apoyo.

En lo que respecta a la respuesta mediática, hemos contado con numerosas notas escritas y reportajes de todos los proyectos, lo que se ha reflejado en miles de visitas, comentarios y solicitudes de ciudadanos a través de la página de Internet en poco más de dos meses de duración.

Publicado con permiso de Arquiteca

­http://www.arquiteca.com/

¿Le gustó este artículo?

Sí: 82     no: 102

Compartir

Compartir


logo © 2007 4-INDUSTRY, s.r.o. Todos los derechos reservados. Política de provicidad –  Terminos de servicio