skip to main content

Eco.acequia. 3er Premio. Concurso para la ladera del Vinalopó en Elche.

Concurso para la ladera del Vinalopó en Elche

Nuestro proyecto, Eco.acequia, ha recibido el tercer premio del concurso para la remodelación de la ladera del Vinalopó en Elche. La idea principal del proyecto consiste en recuperar la relación que siempre había tenido Elche con el agua del río y las acequías que riegan los palmerales.

Para devolver a los ciudadanos el contacto con el agua, desviamos parte del río Vinalopó en la cabecera del parque para que el agua discurra por las laderas del barranco, previamente mejoramos su calidad mediante un sistema de fitodepuración. La eco.acequia acompaña al paseante y la humedad que genera permite el crecimiento de vegetación de ribera, aparecen distintos elementos que potencian la relación entre los usuarios y el agua.

La Eco.acequia estructura todo el parque a partir del agua de la misma manera que Elche se ordena a partir de las acequias del palmeral. Antes del crecimiento urbanístico la ciudad poseía dos acequias que discurrían paralelas al río. Al oeste, la Acequia de Marchena, y al este la Acequia Mayor. Estos sistemas de riego además de abastecer de agua a los palmerales cumplían multiples funciones sociales y lúdicas. Actualmente, se encuentran muy deteriorados y sus trazados enterrados y olvidados.

La ciudad de Elche siempre había tenido una vinculación muy estrecha con el agua de los palmerales. La Eco.Acequia recorre el parque combinada con tres itinerarios temáticos: botánico, histórico y deportivo, el objetivo es revitalizar las actividades que actualmente se desarrollan, a la vez que incorporamos nuevas. A lo largo de su recorrido la eco.acequia adopta distintas funciones del parque. A medida que desciende se convierte en elementos de iluminación, bancos, amplificadores del sonido del agua y de los árboles, crea ambientes sonoros, conforma balsas para permitir el desarrollo de especies de fauna y flora autóctonas, se ensancha para crear láminas de agua donde jugar y refrescarse, y construye pequeños canales para jugar a carreras de barcos.

El primer objetivo es el de recuperar la calidad del agua del Vinalopó, que llega a elche tras pasar por varias ciudades industriales. Para ello disponemos al comienzo del parque de un sistema de fitodepuración a base de balsas de macrófitas de flujo enterrado, estas balsas se disponen a lo largo del paseo y están pobladas con vegetación autóctona con capacidad de depuración. Para finalizar la depuración instalamos un filtro de iluminación ultravioleta por el que pasa el agua antes de empezar su recorrido por la acequia. Este filtro constituye además la iluminación nocturna del paseo.

El itinerario botánico está formado por los distintos ecosistemas de vegetación de Elche: matorral mediterráneo, bosque mediterráneo, vegetación dunar, zona de humedales (representada por el área de depuración) y zona de vegetación de ribera. La propuesta introduce especies de plantas aromáticas en la ladera con el objetivo de que el parque se convierta en una zona de recolección: en Elche hay una gran tradición de lo que se conoce como: “fer herbetes”.

La eco.acequia crea un bulbo de humedad en el terreno arcilloso que riega los árboles de ribera que situamos en toda su longitud. El resto de vegetaciónque planteamos no necesita riego: esto lo logramos estructurando la vegetación de la misma manera que la vegetación que ya existe en la ladera, tal y como se explica en la imagen de arriba. La Eco.acequia recupera la memoria de los trazados del agua en Elche, y lo muestra en un recorrido que pasa por los edificios más representativos de la ciudad, creando una ruta que permite entender la relación que mantienen la ciudad y el agua, atravesando el palmeral, visitando parte de las acequias descubiertas que todavía se conservan, y bajando al cauce, donde encontramos nuevas vistas del Molí del Real y una muralla rehabilitada, que se convierten en lugares perfectos para disfrutar de la tranquilidad aislados del ajetreo de la ciudad.

En las cercanías del barrio del Raval sitúamos una piscina al aire libre fundida con el huerto de palmeras existente, su situación estratégica y sus características de playa-piscina-palmeral potenciarían la zona de tapeo que ya existe en este barrio. La aparición de actividades vinculadas con el agua hace que los ciudadanos de Elche vuelvan a pensar en el Vinalopó como un río y no como un canal antirriadas. En la avenida del País Valenciana, la zona con mejores vistas a los palmerales y al palacio de Altamira proponemos la peatonalización y la creación de terrazas y miradores que sirvan para crear una nueva zona de paseo.

Actualmente la mayor parte de la gente baja al cauce a hacer algo de deporte. Aprovechando esa actividad existente, proponemos dotar al parque de las infraestructuras necesarias para animar a más gente a que lo use en este sentido. La parte sur del parque es una zona muy degradada, apenas sin arbolado, sin posibilidad de cruzar el canal de hormigón y sin lugares que complementen la actividad física. Introducimos una pista de atletismo que cruza el cauce y permite completar el circuito de carrera. En los huertos incorporamos pistas y zonas de relajación adaptadas a la morfología del huerto, permitiendo a la gente participar activamente del huerto.

Publicado con permiso de Urbanarbolismo

http://www.urbanarbolismo.es/blog/?p=734



¿Le gustó este artículo?

Sí: 81     no: 61

Compartir

Arttículos similares:

Ocho0.png

Ocho viviendas en Mirasierra

Arttículos similares

Compartir


logo © 2007 4-INDUSTRY, s.r.o. Todos los derechos reservados. Política de provicidad –  Terminos de servicio