skip to main content

Cuentos para Arquitectos: el Orígen de la Etica

/up/images/featured/images/etica_arquitectura.jpg

Encontré este texto en la web y la verdad no puedo ratificar su veracidad (espero algún lector colabore) pero me pareció interesante de todas maneras.

Hace unos años Pablo Escobar (el conocido narcotraficante colombiano) decidió adquirir una gran extensión de terreno en el cerro del Envigado cercano a su ciudad natal: Medellín, sitio donde acabó construyéndose la Cárcel de Máxima Seguridad en la que tiempo después estuvo preso y luego huyó con un nutrido grupo de reclusos.

Escobar buscaba promover su imagen como culta y respetable, construyendo y donando a la ciudad un gran centro cultural, con universidades, bibliotecas, teatros, museos, etc. Para lograrlo decidió acudir a uno de los arquitectos más notables y reconocidos del país: Rogelio Salmona.

Inicialmente la propuesta fue presentada por un grupo de abogados norteamericanos, pero la magnitud del proyecto generaba suspicacias y resultó claro quién estaba detrás del proyecto.
Aceptar, significaba aceptar asociar de por vida su nombre –y su persona- al narcotráfico. Negarse, implicaba exponerse a una previsible reacción del capo. Ante el grave dilema, el arquitecto se decidió: no acepto porque éticamente estoy en desacuerdo con el origen del capital. Poco después una hermana de Escobar insistió de su parte sobre el significado social y los valores culturales que la obra aportaría a la comunidad.

Pablo le concedía quince días para reconsiderarlo.

La tentación no logró vencer a la virtud y, al cumplirse el plazo Salmona reiteró su posición y su negativa.

Ante esta decisión, la hermana indicó que deseaba transmitirle un recado de Pablo:
-Mi hermano está seguro que en sus viajes usted ha estado en la ciudad de Florencia ¿verdad?

-Desde luego.-Y presume que usted admira mucho esa ciudad...

-Sin duda.

-Por eso a Pablo le intriga su actitud y le interesa saber ¿qué piensa usted que hubiera sido de la ciudad de Florencia y del Renacimiento Italiano si Miguel Angel, por razones éticas, se hubiera negado a trabajar para la familia Médici? Y usted ¿cree que los Médici fueron mucho mejores que nosotros?

Publicado con permiso de Arquitectura Crítica

­http://www.arquitecturacritica.com.ar/

¿Le gustó este artículo?

Sí: 121     no: 94

Compartir

Compartir


logo © 2007 4-INDUSTRY, s.r.o. Todos los derechos reservados. Política de provicidad –  Terminos de servicio