skip to main content

Centro de día para personas con Alzheimer

/up/images/featured/images/base1.jpg

Un nuevo proyecto de arquitectura, el Centro de Día surge ante la necesidad que experimenta la Asociación de Enfermos de Alzheimer de Benavente de aumentar su espacio de trabajo, debido al creciente número de pacientes que no pueden atender y por disponer de unas instalaciones mínimas y mal acondicionadas.

La condición periférica de la ciudad de Benavente dentro de la gran meseta castellana posibilita, por un lado, la existencia de una topografía particular en la zona, con pequeñas lomas y la afluencia de varios ríos en sus en sus valles, y por otro, su enclave histórico como cruce de caminos, con la distribución de las principales arterias de comunicación del noroeste de la península.

A su vez, la parcela se sitúa en un lugar limítrofe dentro del municipio de Benavente, en una de las principales zonas de expansión de la ciudad, contaminada por un gran número de viviendas unifamiliares, pero contigua a una zona de tierras de cultivo, lo que enfatiza su condición de límite entre ciudad y campo.

El nuevo Centro de Día intenta dar respuesta a esta doble situación limítrofe,
territorial y urbana, ayudado por dos valores de partida, la topografía de la propia parcela y la idiosincrasia de la Asociación.

Para ello se utiliza sólo la mitad superior de la parcela, reservando el resto de la misma para una futura ampliación, es en esta parte donde, impulsado por la sinergia de la comunidad frente a esta enfermedad, un estrato rasga la pendiente creando una nueva planicie, que se cierra hacia su lado más urbano con un nuevo impulso a mayor altura De esta forma se crea una nueva línea de horizonte, verdadera protagonista del proyecto de arquitectura, que se relaciona con la actual por las diferentes texturas y tonalidades de los materiales utilizados en la cubierta-aljibe y que mira con nostalgia la gran meseta castellana.

Una vez en la superficie, el estrato emergente se excava para albergar los diferentes usos que se dividen en cuatro zonas según sus niveles de privacidad y uso. Dos grandes muros de hormigón penetran en el interior y dividen los espacios en públicos (público-administrativo: despachos profesionales, y público-exterior: salas polivalentes) y privados. Estos últimos se han proyectado pensando siempre desde las necesidades específicas de personas con la enfermedad de Alzheimer y se articulan a partir de dos pasillos de gran anchura aunque diversa, para caracterizarlos y fomentar la orientación, ya que se conciben como estancias importantes dentro del funcionamiento terapéutico del Centro. A partir de ellos se accede a los espacios ocasionales (sala de estar, comedor, patios-estancias y aseos) y a los frecuentes (guardarropa, gimnasio, baños geriátricos, patios-estancias y aulas).

De esta forma se presenta un esquema claro y rotundo que optimiza el
funcionamiento del Centro, tanto desde el punto de vista de su utilización,
permitiendo el uso simultáneo, sencillo e independiente de las diferentes zonas, como del aprovechamiento de sus recursos energéticos, artificiales y naturales.

En el interior adquieren gran importancia aquellos elementos que ayudan a cualificar el espacio y hacerlo más reconocible y cómodo para el paciente, como pueden ser la continuidad de la línea de barandillas en los pasillos, los patiosaulas que permiten desarrollar actividades en el exterior a la vez que obtener ventilación e iluminación natural, o el uso exclusivo de tres materiales, vidrio, u-glass y trasdosados de madera. En este sentido, las aulas cobran un valor especial, ya que son los únicos espacios que se caracterizan por medio de la diversidad del color utilizado en sus diferentes cajas, aquellas que contienen los baños geriátricos y los almacenes, y por los grandes ventanales que conectan el espacio excavado con el horizonte lejano.

El resto de la parcela es la zona ajardinada que participa del mismo juego que el de la cubierta, debido a su origen común, y que se relaciona con el paisaje circundante por medio de los diferentes materiales utilizados. Esta zona se concibe como la estancia más grande del Centro, ya que en ella se fomentan las actividades al aire libre, junto con los patios-aulas, lo que garantiza a los pacientes el contacto directo con el exterior y el paisaje.
sección autocad
JUANES + RUBIO ARQUITECTOS

Arquitectos:
Juanes+Rubio Arquitectos
Santiago 5º 3C
47003 – Valladolid
ruben.rubio@coal.es

Publicado con permiso de Arquidea

­http://arkiidea.blogspot.com/

¿Le gustó este artículo?

Sí: 64     no: 73

Compartir

Compartir


logo © 2007 4-INDUSTRY, s.r.o. Todos los derechos reservados. Política de provicidad –  Terminos de servicio