skip to main content

Casas Misicata

/up/images/featured/images/misicata_1.jpg

Debe ser un placer para Helio ver plasmada en la obra de sus alumnos aquella frase que siempre repetían en clase: "dar liebre por gato" (más allá de la salvedad que siempre hacía a favor de los gatos). Puede sonar extraño para algunos, pero para mí y para muchos colegas es un objetivo profesional: dar más de lo que el cliente espera sin que ello implique que gaste más de lo que debe (o puede).

Cuando el valor de un producto se multiplica por la calidad y cuidado del diseño estamos demostrando que la inversión y confianza que se depositó en el proyectista está con creces justificada. Eso deben haber pensado los clientes de los arquitectos Duran & Hermida cuando vieron que su idea original de hacer unas casas "económicas" para venta se convertía en un producto que se codea a la par con los productos más reconocido de la zona. Esa es la buena arquitectura: la correcta orquestación de recursos tecnológicos, constructivos, económicos y funcionales, controlados siempre por un agudo sentido de la forma y una clara lectura del Ambiente.

Maria Augusta y Javier, a mi criterio, supieron aprender de la arquitectura de Souto de Moura y Ferrater como contemporáneos, y de Mies, Jacobsen y Breuer como maestros. Pero también supieron interpretar el encargo y el lugar en el que debían emplazarlo. La correcta ubicación de las dependencias, determinación de soluciones constructivas y elección de materiales son claves del éxito de este proyecto.

Aprendo mucho de arquitectos de éste nivel, me ayudan siempre a "levantarme el listón" para exigirme mayor calidad en mis proyectos. Espero el material que comparto en el blog les sea de igual utilidad a ustedes.

Aldo Facho Dede

Memoria

Estas casas se emplazan en un terreno con altas pendientes en un sector periférico de la ciudad de Cuenca desde donde se tienen visuales fabulosas a la ciudad, al Cajas (parque natural) y a San Joaquín (zona agrícola que abastece de alimentos a la ciudad). Se busca que todas las casas, y en especial sus estancias principales, aprovechen de estas vistas.

El terreno tenía una cimentación, construida para un proyecto anterior, que quisimos aprovechar para abaratar costos. Esta cimentación nos obligó a construir cuatro viviendas pareadas de dos en dos: las grandes (sobre la cimentación existente) se desarrollan en una crujía y media de 6m de luz y las pequeñas en una sola crujía de 6m.

La construcción respeta las pendientes propias del terreno. Los muros de contención se construyen con piedra de río de la zona y quedan vistos hacia el interior. El sistema constructivo utilizado se basa en muros portantes construidos con ladrillos macizos de 20x40x8 y losas de vigas pretensadas de 6m de longitud colocadas cada 60cm. Este sistema nos permite prescindir de las columnas y tener espacios diáfanos que se interrelacionan entre si.

El reto fue crear espacios amplios en tan sólo 6 metros de frente y construir viviendas económicas y competitivas en el mercado local.

Planos y memoria: Durán & Hermida arquitectos

Fotografías: Sebastián Crespo

Autor: Aldo Facho Dede

Publicado con permiso de La forma moderna en Lationamérica

­http://laformamodernaenlatinoamerica.blogspot.com/

¿Le gustó este artículo?

Sí: 126     no: 99

Compartir

Compartir


logo © 2007 4-INDUSTRY, s.r.o. Todos los derechos reservados. Política de provicidad –  Terminos de servicio